Si el caldillo es, como mínimo, una forma de condimentar la manteca o de preparar una especie de “fuagrá” incluyendo el hígado “blanco” y el “negro”, en Calera de León, como también en Fuentes de León y en Segura de León, el caldillo es una sopa.
El caldillo se hacía con las asaduras también. El caldillo que es la asadura frita, aliñada y preparada. Que es los mismo que el refrito.
Y luego se le echa el caldo. La asadura es el hígado, la asadura blanca, blanca y negra. La pajarilla, las mollejas. . . son las mollejas del guarro que sale entre el medio de las tripas, está así sueltas. Eso se frie, se le echa su aceite al caldero, la cantidad que se comprenda. . . Nosotros hacemos muchísimo, porque para tanta gente le teníamos que echar la asadura y parte de otras cosas. Total, yeso se fríe. Y cuando está un poquito frito, no mucho, poquito, ahí le echáis tomate, pimiento, cebolla, perejil, laurel, vino. E[ laurel entero y lo otro todo picado. El perejil sea en un manojito, y se le echa. Todo eso se le retrae muy bien retraído y luego ya se le maja en un mortero dos clavos, un ajo o dos, dos
presas de asadura negra, de hígado. Eso se le maja muy bien.
Después se le echan unos trocitos de pan al majo y se vuelve a majar, y se le echa una cucharada de vinagre o cuchara y media.
Eso con una poquita de agua se mueve. Se mueve, y se le echa en lo que ya estaba retraído. Después ya se le echa su agua tibia cueza. Después lo dejas que haga un poquito de salsa, que pueda cuajar, porque el caldo esta mejor que las presas. Eso se come el primer día de la matanza, el segundo día se hace el guisado.

(Calera, madre de familia, 11. 10. 97)