Eso es lo mísmo que las migas
Por lo regular [la sopas de ajo] y las migas se comen en invierno,
pero eso se puede comer en todo tiempo, cuando uno quiere.
Pero parece que pegan más en invierno, pero se hace en todo
tiempo. [. . .] Eso era lo que hacía abuelo, le gustaba a él mucho.
Eso es lo mismo que las migas, no es más que con más agua y
venga a revolver. Las migas las dejas un poquito más, y cuando
se cuecen le das vueltas, cuando ya llevan un ratito que se secan
por abajo las picas, las picas. Y la sopa de ajo es al revés, las
revuelves, las revuelves mucho, y se queda aquello tiernito, y ya
se queda el pan frito más entero. [. . .]
Se frie el ajo con una mijina de sal, se hace como las migas, lo
rebaneas [el pan] y lo echas allí, y cuando se va haciendo le das
vueltas, y vueltas, lo vas picando hasta que lo pones durito todo o
como quieras, lo mismo que las migas. Eso se va haciendo bollos
cuando se va secando, se va haciendo un puré, y vas dándole
forma de bollo. Yo eso lo hacía siempre. Pero la sopa de ajo se
hace así, igual que las migas.