Entonces, eso ha sido una tapa típica, ha sido siempre los zorzales. Se preparan mucho,y es una forma de prepararlo, pajarito estilo “Canito”. El “Canito” era mi padre. En su época eran tapas. Eso lo hago yo, pues, a veces, cuando me piden. Eso se tenía ya una especialidad que eso se hacía rapidísimo. Toas mis hermanas lo hacían. Uf, cincuenta docenas y en frío, ¡en frío!. Sólo una cosa típica de mi familia. Que siempre que nos han pedío la receta, nunca, aunque se la demos, la han sabido hacer. No es cuestión de lo que le echas, es cuestión de cómo lo haces. No, no, las tapas del bar no son. En el bar nos la arreglamos de otra manera… Este es el estilo que hacía mi madre siempre del pajarito y las mollejas. Yo he pensao en comercializar la molleja y el pajarito.

El pájaro, se guisa [todavía], sí, sí. Ahora lo que pasa es que no se caza.

Ya estaban pelaos ¡hombre!, y las tripas quitá. Y la mollejita la abría asín, con las tijeritas. El tiempo de quitarles las plumas… eso ya cada uno como fuera capaz de pelarlo. Son mu tiernos y se quitan las plumas mu bien. Eso son las gallinas las que se pelan con el agua caliente y que esté en su punto, igual que se pela un guarrino. Agua caliente y ya está. Eso [los pajaritos], ésta, [la mesonera] sabrá como los hacía. En una olía y con un buen condimento. Yo me los he como con una salsa, que cogías el pájaro y te chupabas to lo que tenía en la parte de la barriga, porque como le sacaba las tripas… Enganchabas al pajarito por la pechuga, te comías la cabeza y to los huesos te los tragabas. ¿No los preparaba tu madre con caldo cocido?

Primero fritos, después se le echaba una salsa. Primero se fríe sólo, sin nada. Y cuando ya esté bien fritito, se le echa la salsa que es con perejil, ajo crudo, y un poquito de guindilla y la sal. Cuece un poquito.

(Bienvenida, mujer, 28. 7 . 97/1)