Arroz con liebre corriente. Se echa vino, sal, ajo, cebolla, culantro,
perejil, tomate, pimiento, todas esas cosas y luego una pastillita
de avecrén o le machacas especias, lo que tú quieras. Luego le
echas patatas o arroz. Cuando ya está la carne casi tierna le
echas la patata o el arroz. Eso lo haces así: le echas cruda la
patata y luego ya lo terminas de cocerlas con la carne. Se retrae la
liebre, como otro guiso cualquiera con aceite, vino -vino blanco,
si hay, mejor- y todas las verduras: tomate, pimiento, cebolla,
laurel, y perejil, cinco cosas. Los guisos se cuecen todos con
cinco cosas, y cuando la carne se va poniendo tierna, le echas
arroz o patatas. Si cuando la carne está retraida quieres un poquito
más de guiso, le echas una pastilla de avecrén deshecho. Esto
no es difícil, ¿tú no ves?. Ya la liebre con el guiso de patatas fritas,
ya es más difícil porque hay que freír las patatas con cebolla.