Fue en 1881 cuando se inaugura oficialmente la plaza de toros de Fuentes de León, anteriormente se celebran festejos populares en la plaza pública.
El lugar de emplazamiento de la plaza, fue un olivar situado en aquella época en las afueras del pueblo, el cual fue cedido gratuitamente por D. Ceferino Uceda Melchor (vecino de la localidad).
Una vez que se tenían los terrenos para la ubicación, fueron los vecinos de Fuentes de León, los encargados de la construcción de la misma. Así, cuando terminaban su jornada labora, cada uno de ellos, se encargaba de aportar su granito de arena (albañiles, peones, etc.) para que esta plaza fuese una realidad.
Tiene una cabida aproximada de 1200 espectadores, siendo propiedad del Excelentísimo Ayuntamiento, el cual ha ido realizando a lo largo de los años diferentes mejora y mantenimiento.

Hay que destacar que la plaza de toros está dotada de todas las instalaciones necesarias. Destacan su buen cuidado ruedo, sus corrales, su patio de caballos, su enfermería y demás dependencias que facilitan la seguridad en el manejo del ganado, así como las personas que intervienen en la lidia. Constituye una interesante creación arquitectónica del siglo XIX, donde hay que resaltar sus bóvedas de ladrillo que mantienen toda la estructura de los tendidos.
Sé inaugura en Octubre de 1885 por D. Manuel García “El Espartero”, que lidia reses de D. Álvaro Montero (vecino de Almendralejo). Según los datos recabados, la presencia del diestro se debe al agradecimiento a los vecinos de Fuentes de León que le ayudaron a la recuperación de una cogida que recibió, cuando se celebraban los festejos populares en la plaza del pueblo.